jueves

Mujeres en la pintura, Odaliscas.- 5)

“Odalisca” (Cecilio Pla y Gallardo, 1920) – (Valencia 1860 - Madrid 1934)
http://4.bp.blogspot.com/-CIDMQY-_dy8/T50O9K7W8hI/AAAAAAAAU3k/HRZMLNmciKY/s640/odalisca1920la3.jpg
En pintura no solo se han reflejado mujeres de la alta sociedad o amantes de los pintores, existen infinidad de cuadros dedicados a las mujeres integrantes de un harén, que vivían en palacio pero que no prestaban servicios directos al sultán. Asistían a sus concubinas  y a las esposas. A estas mujeres se las conoce como “Odaliscas” que viene del término turco “Odalik”, que tomó el significado de “concubina”, ya que con el tiempo podían pasar a ser esposas o concubinas del señor.
El término “odalisca” se refiere, actualmente, a una bailarina que domina ritmos árabes. El baile más popular de las odaliscas es la danza del vientre que resultó de la combinación de tradiciones del Norte Africano y del Medio Oriente
Existe una pintura en el mundo del arte que  refleja todos los valores de estas mujeres:
http://www.elcorreogallego.es/img/noticias/20151111/odalisca_707792_0x0_izda.jpg
 Museo del Louvre, París
“La gran Odalisca” (Dominique Ingres, 1814)
El pintor francés Jean-Auguste-Dominique Ingres realizó esta obra representando a una mujer de espaldas, desnuda y que ofrece su mirada al espectador. Representa a una “Odalisca” rodeada de motivos orientales (pipa, turbante, telas ….)
Corresponde a un encargo de la reina de Nápoles, y hermana de Napoleón, Carolina. Parece que formaba pareja con otro desnudo.
Cuadro encargado por Catalina Murat para la corte de Napoleón. El fin del impero napoleónico impidió su entrega. Desagradó a sus contemporáneos por las presuntas debilidades del dibujo y la aparente monotonía del color.
Esta pintura se encuentra encuadrada dentro del movimiento llamado “Orientalismo”, en ese momento existe un interés por reflejar a las odaliscas casi en movimientos eróticos, como este en el que se refleja a la mujer descansando de manera sensual en un diván, se supone delante del sultán.
http://3.bp.blogspot.com/-u18EvBbV9rg/VOtfSi4jUCI/AAAAAAAABHA/UBG1F558jZs/s1600/Odalisca.jpgColección privada 
Odalisca con magnolias” (Henri Matisse, 1923)
Matisse pintó este cuadro en el que coloca un jarrón con magnolias, flor con la que él intenta representar la belleza y secretos femeninos.

“La Odalisca”, es un modelo muy recurrente en la pintura de Matisse, y desde 1920 en que conoce a Henriette Darricarrere hasta 1927, período en que es su modelo exclusiva, la representa en decenas de odaliscas.

Su admiración por el arte islámico le viene de los diversos viajes que realiza a Argel, España y Marruecos entre 1906 y 1912 y este tipo de cuadro es un reflejo de sus impresiones.

En relación a la colección de “Odaliscas” de Matisse, el propio Picasso cuentan que dijo una vez: "Cuando Matisse murió, me dejó en herencia sus odaliscas y es mí idea de Oriente, aunque yo no lo haya visitado nunca"

http://2.bp.blogspot.com/-1r1NnhWhe_Q/T55HqUnmZ8I/AAAAAAAAVYw/5QX64HW7R_k/s640/Pierre+Auguste+Renoir+++%2528French+%252C+1841+%25E2%2580%2593+1919+%2529+%25E2%2580%2593+Odalisque++1.jpg
“Odalisca” “Mujer de Argel” (Pierre Auguste Renoir, 1870)
Renoir admiraba a Delacroix, uno de los artistas que puso de moda el orientalismo en la pintura, y fruto de esta influencia, de la experiencia de sus viajes a África, y atraído por los colores y ambientes de este país, decide experimentar con una nueva concepción cromática.
La obra fue presentada al Salón de París de 1870 y formaba pareja en el Salón con “Bañistas con un perrito de agua”.
Para pintar esta “Odalisca” el joven Renoir tomó como modelo a Lise Tréhot, la misma modelo que utilizó en la Diana cazadora y Lise con sombrilla”.
Renoir dejó de exponer con el grupo impresionista después de 1877. Desde la década de 1880 hasta bien entrado el siglo XX, se decantó por un estilo monumental, de inspiración clásica que, se dice, influyó en los pintores de vanguardia como Pablo Picasso.

http://2.bp.blogspot.com/-nVV3pBE5QFg/T50anmGD_NI/AAAAAAAAU78/gSZh89IVIHs/s1600/luigi-mussini-odalisca-1862.jpg
Se encuentra en Milán, Academia Brera
“Odalisca” (Luigi Mussini, 1862)
La pintura, a pesar de estar inmersa en la corriente orientalista, sigue siendo una pintura de corte neoclásico. Se trata de un desnudo clásico en que se hace participe al espectador con esa sensación de espera que reproduce en el semblante de la joven. Mussini decía que había que pintar la "carne de una mujer".
Se conoce que Mussini realizó un boceto en 1861. La pintura fue adquirida en 1864 por el Marqués Ala Ponzoni que la donó a la Academia en 1902.
En la obra se aprecia una influencia directa de la "Odalisca de Ingres", y marca el punto más alto de la aproximación de Mussini a la pintura francesa.
http://1.bp.blogspot.com/-p6CmVAyk4fg/T5yGRdpbRRI/AAAAAAAAUu4/l5-j836nuJs/s640/eugene-delacroix-french-romantic-painter-1798-1863-e28093-odalisca-sobre-el-divan.jpg
Fitzwilliam Museum. Cambridge. Reino Unido.
“Odalisca echada sobre un diván” 
 (Eugène Delacroix, 1827-1828) 
Delacroix, que por razones oscuras estuvo muy vinculado a Talleyrand, formó parte de una misión diplomática en Marruecos después de la conquista francesa de Argelia. El viaje le llevó por España y el Norte de África.
Aunque ya tenía un interés por el orientalismo, este viaje le sirvió para experimentar sobre una cultura más primitiva.  Delacroix quedó fascinado por el colorido, los trajes y las personas, y ello le lleva a ejecutar más de 100 dibujos y pinturas reflejando la vida de la gente del Norte de África.
Pese a las medidas estrictas de las leyes musulmanas que requieren que las mujeres vayan cubiertas, salvó las dificultades y tomó multitud de apuntes sobre las habitantes de Argel.
En el cuadro “Odalisca echada sobre un diván”,  sitúa a la mujer en el centro d la composición, representando con gran profusión los colores y matices de la escena.
http://www.foroxerbar.com/files/images/50/0odalisca2.jpg
Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona, ​​España)
“Odalisca” (José María Bernardo Fortuny y Carbo, 1861)  
Después de pasar unos años con su abuelo, Fortuny llega a Barcelona y, detectadas sus aptitudes para la pintura, le dieron un subsidio para que pudiera tener la posibilidad de ir a un curso sistemático de estudio e ingresó en la Academia de Barcelona. En marzo de 1857 se ganó una beca que le daba derecho a completar sus estudios en Roma.
Como justificante de la pensión acordaba con la Diputación de Barcelona, envió desde Roma cuadros de tamaño reducido, entre ellos “La Odalisca”. El tamaño de los cuadros le  lleva a extremar el detalle. En el cuadro destaca la belleza de la muchacha desnuda, con una gran luminosidad, que contrasta con la penumbra del fondo.
La obra que Fortuny destaca por la sutileza de la iluminación, además de una sensible disposición para reflejar los caracteres y peculiaridades de los motivos representados, intentando siempre destacar sus grandes disposiciones de artesano.