martes

Mujeres en la pintura, siguiendo la estela de Velázquez.- 4-

 El conocimiento del Museo del Prado, y de Velázquez en particular, resultó ser de una gran influencia en los pintores posteriores.
https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR2jxeJ4r3UqtisNMkA0IBAtaZ2_MBGn6xyHYp2QAn_vU8dAhkJ
National Gallery de Londres, Reino Unido
“La Venus del espejo” (Velázquez, 1648)
La obra representa a la diosa Venus en una pose erótica, tumbada sobre una cama y mirando a un espejo que sostiene el dios del amor sensual, su hijo Cupido. Se trata de un tema mitológico al que Velázquez, como es usual en él, da trato mundano. No trata a la figura como a una diosa sino, simplemente, como a una mujer. Aunque esta vez no empleó el toque irónico que utilizó con los Baco, Marte o Vulcano.
http://www.foroxerbar.com/files/images/50/9desnudo_femenino_visto_de_espaldas.jpgSe puede ver en el Museo d’Orsay, París
“Mujer desnuda de espaldas”, “Nu couché, vu de dos” ( Pierre Auguste Renoir, 1.909)
No cabe duda de que es una obra inspirada en la pintura de Velázquez “Venus del Espejo”.
Renoir solía representar a las mujeres desnudas en contacto con la naturaleza, en armonía con el paisaje.
En este cuadro la novedad aparece al encontrar un desnudo pintado en el estudio. En los desnudo de Renoir se podría encontrar alguna influencia de Rubens ya que define a la mujer con tendencia a formas más gruesas., en este caso todo se corresponde con el modelo de Velázquez.
El cuadro estuvo hasta 1926 en la colección de Pierre Decourcelles, y, tras pasar por otros tres propietarios, en 1951 la familia Charpentier lo donó al Estado francés.
El cuadro pasó por el museo “du Jeu de Paume”, el museodel Louvre”, y en el 1986 se ubicó definitivamente en el museo d’Orsay”.
Vincent van Gogh's Mujer desnuda reclinada, vista desde atrás PaintingColección particular
“Desnudo femenino de espaldas” 
 (Vincent Van Gogh, 1887)
Seguramente debido a las estrecheces económicas, Van Gogh no pudo permitirse el pagar a modelos que posasen para él, por lo que recurrió a representar paisajes y naturalezas muertas en sus pinturas, y por ello es muy difícil encontrar desnudos entre su producción.
La mujer que observamos podría tratarse de una prostituta que posara parta el artista sin querer mostrar su rostro. El fondo está ejecutado con movimientos rápidos y coloreados, sin embargo en la figura se observan líneas más perfiladas aunque sin minuciosidad en el detalle.
Aunque viviera en una miseria casi total y dependiera financieramente de su hermano, sus obras, el día de hoy, son unas de las más conocidas y cotizadas del mundo.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/0e/Desnudo_de_mujer_-_Joaqu%C3%ADn_Sorolla_-_1902.jpg/1024px-Desnudo_de_mujer_-_Joaqu%C3%ADn_Sorolla_-_1902.jpgColección particular
“Desnudo de mujer” (Joaquín Sorolla, 1902) 
Como para tantos otros artistas de su tiempo, también Velázquez influyó de manera notable en las pinturas de Sorolla. A partir de su éxito en París, donde consiguió fama internación al, el pintor valenciano coqueteó con tomando referencias de los cuadros del sevillano.
El provocador Desnudo de mujer”, en el que Sorolla se recrea en secreta intimidad de la carnalidad del cuerpo de su esposa, evoca la “Venus del espejo”. Este óleo está pintado en su mejor etapa como pintor.

http://3.bp.blogspot.com/-Tdfj1jA7ORQ/Ue4i2iCUy6I/AAAAAAAAUXw/CIitVqqFfxI/s640/5.jpg
Actualmente se expone en el Museo Julio Romero de Torres, donde se encuentra en depósito del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
"El pecado" (Julio Romero de Torres, 1913)
Este cuadro está concebido como complemento a la obra “La gracia”, representando en esta segunda “la virtud”.
En la escena aparece una mujer que, de espaldas, yace desnuda sobre un lecho. Su rostro puede apreciarse reflejado en un espejo en el que se está contemplando, a su alrededor se encuentran cuatro mujeres vestidas de luto, conversando entre ellas y sosteniendo el espejo y una manzana, que representan los símbolos del pecado.

https://historiadepinceles.files.wordpress.com/2012/02/el-nacimiento-de-venus-redon2.jpg?w=652Colección particular 
El nacimiento de Venus” (Odilon Redon, 1912)
Odilon Reon está encuadrado dentro de los seguidores del simbolismo, pintores que pretendían divulgar una pintura con contenido poético. La Biblia y la mitología constituyeron una amplia fuente de inspiración para ellos.
En muchas ocasiones, al igual que los post-impresionistas, utilizan grandes masas de color y utilizan colores fuertes con la idea de resaltar lo sobrenatural.

 http://2.bp.blogspot.com/-myydPiCjTZc/UBJVnjnezmI/AAAAAAAApjs/metGfLlPNgg/s640/Imagen-23.png
      Albright-Knox Museum, Búfalo, Estados Unidos
“El espíritu de los muertos vigila”,  
“Manao tupapau” (Paul Gauguin, 1892) 
Gauguin quedó cautivado por la vida en las islas, y se dedicó a representar las costumbres tahitianas.
La pintura representa a la compañera del pintor, Tahamana, y representa el miedo que tenía los nativos a los espíritus de los muertos. Los destellos que se representan sobre el fondo violeta reflejan las fosforescencias nocturnas de los espíritus de los muertos.
Hay quién considera que Gauguin se inspiró en la “Olimpia” de Manet, uno de sus pintores favoritos.

También en el dibujo se reflejó esta expresión del desnudo:
Nu couche de dos, 1944 (Serigrafi)
“Desnudo acostado de espaldas”, 
 “Nu couche de dos” (Henri Matisse, 1944)
Cuentan que Matisse entró en contacto con el arte a raíz de un juego de pinturas que le regalaron estando convaleciente de una enfermedad, fue tal la impresión que le produjo este descubrimiento que lo describió: “… cuando tuve esa caja de colores en mis manos, tuve la impresión de que allí estaba mi vida”, también  parece que a través de la pintura relajaba la tensión de su carácter  nervioso.

El dibujo y los recortables en su época adulta, fueron siempre una vía de escape para Matisse.


Desnudo tumbado de espaldas -  Alberto Giacometti: Alberto Giacometti, Dibujo De La Vida, Dibujos Del Arte
Colección del Museo Thyssen-Bornemisza
“Desnudo tumbado de espaldas” 
 (Alberto Giacometti, 1959)

Como el mismo Giacometti reconocía, el dibujo fue una expresión de sí mismo. Se afanaba por realizar dibujos del natural, copiaba esculturas y a menudo cuadros e ilustraciones.
Este dibujo reproduce un modelo clásico de la pintura, que puede referirse tanto a la “Venus del espejo” de Velázquez como a los desnudos de Matisse. La sugerencia de perspectiva, con tan sólo unos escuetos trazos, es una nota reveladora de la intención de crear volumen y de subrayar que la figura ocupa un lugar en el espacio.
Revista NOVA DIMENSIÓ- València- Espanya