sábado

1.-La Toscana, un rincón de ensueño

 C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030233.JPG
Hay muchas formas de viajar, pero lo más importante es poder hacerlo disfrutando de cada momento y guardar un recuerdo del lugar, que nos permita gozar de esos instantes en otros momentos, aunque nos encontremos lejos de esos lugares que nos han emocionado.
Hace tiempo que deseábamos conocer La Toscana, pero esa Toscana que, por no ser tan popular, no sueles encontrar en las agencias de  viajes; queríamos disfrutar de los paisajes toscanos fuera de temporada, en otoño, y eso es algo que no se consigue fácilmente ya que está fuera de los circuitos tradicionales.
 C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030470.JPGFil-per-randa, con su modelo de planificación, consigue programar ese punto de más que hace que nunca olvidemos los momentos pasados con ellos.
Para su circuito “Racons de la Toscana” habían programado un paseo por Siena, San Galgano, Volterra, Arezzo, Montepulciano, San Gimignano, y un largo etc.………, lo que se presentaba como irresistible para nuestra ilusionante decisión.
Arquitectura, paisaje, arte, gastronomía y, sobre todo, disfrutar de esa cultura toscana que han dado nacimiento a nuevos modelos que han servido para revolucionar el devenir del arte a lo largo de la historia: los etruscos, los romanos, la evolución de la  perspectiva en  la pintura, en los colores, en la técnica, el urbanismo, la modulación del  paisaje y, en fin, encontrarnos en el camino hacia lo que fue esa nueva concepción del arte llamada Renacimiento.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161023_151837.jpg
El centro histórico de Siena ha sido declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1995, por considerar que es la encarnación de una ciudad medieval.
Como no es un viaje cronológico, hemos empezado por Siena.
Octubre no es el momento de la carrera del Palio, una carrera con caballos montados a pelo que cuenta con más de ochocientos años, pero, aun así, que encanto de ciudad, se palpa emoción en el ambiente.
Nos cuentan que la leyenda dice que Siena fue fundada por Senio y Ascanio, que fueron hijos de Remo, aquel que fundara Roma junto a su hermano Rómulo, por ello aparecen por toda Siena estatuas del lobo que amamanta a los dos gemelos. Sí parece cierto que Los Romanos se establecieron por la zona en el año 30 d.C.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020940.JPG
En el siglo VI d.C. llegaron Los Lombardos y luego Los Francos, que rápidamente planificaron la Francigena, vía que conectaba Roma con Francia, y que aumentó la importancia comercial de Siena. Posteriormente, entre los siglos IX y XI, fue la Iglesia la que domino la ciudad;  después de este periodo los “sieneses” tomaron la administración de la ciudad.
En el centro de la ciudad se sitúa “La Piazza dei Campo”, sus orígenes se datarían en el 1169, y era un espacio dedicado al mercado de la ciudad. La pavimentación de la Plaza comenzó en 1327 y finalizó en 1349, con una subdivisión de nueve partes en memoria del gobierno de los “Nueve Señores”, tomando la forma de semicírculo.
En la plaza destacan también el edificio del PALAZZO PUBBLICO Y MUSEO CIVICO  y la TORRE DEL MANGIA, es el campanario del Palacio Público, con 102 metros de alto y fue construida en 1325 – 1349. Su curioso nombre podría significar la “Torre del comer, o “del que come”, y se conoce así por el gran sueldo de su cuidador, Giovanni di Duccio, conocido como comesalario, por ser amante de la comida y el despilfarro.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161023_152114.jpg
Te acercas a la “Piazza dei Campo” y notas como a la gente, la muchísima gente que a pesar de la época pasa por ella, se la nota disfrutando, y eso te lleva a imitarlos, a sentarte, a tumbarte en cualquiera de las zonas marcadas en la plaza y percibir como pasa ante ti toda la historia de ese entorno, sientes toda la historia dentro de ti, notas como tu interior queda atrapado y quedas integrado en este espacio único. Realmente un momento INDIMENTICABILE”  (inolvidable).
La Plaza del Campo es el corazón de la ciudad, tiene forma de abanico abierto, y es donde se celebran los Palios del 2 de julio y 16 de agosto.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020927.JPG
Una vez fuera de la plaza empiezas a sentir como la lucha de poderes ha forjado su arquitectura. Una iglesia inacabada cuya historia, nos cuentan, viene marcada por el querer ser más y más grande que el pueblo vecino. Nunca un parking ha tenido un continente tan magnífico, el contorno corresponde a una catedral inacabada ya que la peste y los giros económicos obligaron paralizar la construcción, y a recuperar un antiguo proyecto que conformaba la catedral, baptisterio, cripta y que, por suerte, ha hecho que podamos disfrutar hoy de ese magnífico conjunto  integrado en el terreno salvando los desniveles impuestos por la naturaleza.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020983.JPG   C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020977.JPG
El Baptisterio de Siena fue construido entre 1316 y 1325 por Camaino de Crescentino en estilo gótico toscano, similar al de la Catedral. Tiene en el centro una bellísima pila bautismal de mármol y bronce esculpida en 1431 por afamados escultores del Renacimiento como Jacopo della Quercia, Turino di Sano, Ghiberti o Donatello.
Se le conoce como el Baptisterio de San Juan (Battistero di San Giovanni) ya que los paneles recrean la vida de San Giovanni Battista.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020959.JPG
La sala del Baptisterio del Duomo de Siena se completa con los frescos de una gran calidad que cubren paredes y techos, y son obra de diversos pintores renacentistas.
La Catedral de Siena (Duomo di Santa Mará dell’Assunta)
Junto al baptisterio forma un impresionante complejo religioso representativo del arte gótico italiano que nada tiene que envidiar al de Pisa ni al de Florencia, cuyo exterior forma franjas en blanco y negro (en realidad verde oscuro), colores simbólicos de Siena.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020986.JPG
La fachada principal, finalizada en 1380, fue obra de Giovanni Pisano. Presenta 3 arcos y su rosetón, con mosaicos dorados, columnas y esculturas realmente majestuosas.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\102_PANA\P1020987.JPG
En su interior destaca el suelo de la Catedral, que constituye una “Biblia en imágenes”, con 59 recuadros de mármol realizados entre 1369 y 1547 obra de los exponentes de la llamada Escuela de Siena y que eran los mejores artistas italianos de la época: Domenico di Bartolo, Matteo di Giovanni, Pinturicchio y Doménico Beccafumi.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\P1030009.JPG
El suelo de la Catedral permanece cubierto casi durante todo el año para poder preservarlo, pero tuvimos la suerte de poder observarlo a cambio de no ver “el grandiosos púlpito” que se encontraba en obras.
El interior de la catedral es de planta de cruz latina con crucero y cúpula con linterna. Arcos de medio punto dividen la nave central de las laterales.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\P1030050.JPG
La base de la cúpula es octogonal, haciéndose circular por encima de las columnas de apoyo. La linterna de la cúpula fue añadida por el famoso arquitecto barroco, Gian Lorenzo Bernini.
Recorridos los múltiples rincones admirables de la Catedral: El Presbiterio, La capilla de San Giovanni Battista, La biblioteca Piccolominea, etc, es imprescindible conocer la Cripta de la Catedral, descubierta por casualidad en 1999 durante unos trabajos de restauración. Se trata de un salón de 180 m2 con frescos del 1200 totalmente intactos, ya que el lugar había sido clausurado en el año 1300.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\P1030046.JPG
Saena Julia, es el nombre dado por el emperador Augusto cuando fue fundada como colonia romana, pero ya antes de la llegada de los romanos en Siena había sido un asentamiento etrusco.  Siena tiene estilo, arte, historia, buena cocina y escaparates donde tejedores, ceramistas, herreros y escultores exponen las piezas que elaboran según viejas recetas. La ciudad surgió a partir de la agrupación de gremios: corporaciones de artesanos de la terracota y, mucho después, de la mayólica.
Siempre fue una ciudad Guibelina por excelencia, y desde siempre se vio envuelta en guerras con los Güelfos florentinos en batallas épicas y crueles por defender su supremacía en la región.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161023_170603.jpg
Como en todas las ciudades de la Toscana, Siena también se merece dar un paseo tranquilo bordeando la muralla que circunda la villa. Además de poder disfrutar de cómo están distribuidos sus barrios (las contradas), que además dan nombre a los contrincantes en “la carrera del Palio”. Cada contrada también presenta su museo donde exhiben los premios obtenidos desde que se iniciaron las carreras en torno a 1600. En el paseo podemos detenernos y contemplar los magníficos paisajes que rodean la ciudad y las extraordinarias vistas del centro histórico que se nos desvelan por cualquiera de sus rincones.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\P1030051.JPG
Desde cualquier lugar se ve un mar de techos de teja en un tono terracota que, como las casas, respetan el color “terra Siena”, el color de la ciudad. Al otro lado de las murallas se observan las colinas verdes que rodean la ciudad, de tal belleza, que hacen que la Toscana sea reconocida como un lugar de ensueño.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161028_115857.jpg
Revista NOVA DIMENSIÒ