jueves

6.- VOLTERRA ( La Toscana, un rincón de ensueño )

C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161026_125448.jpg
Hoy nos vamos a la búsqueda de uno de los lugares que fue una verdadera capital cultural de la antigüedad itálica: VOLTERRA y luego a seguiremos a San Gimigniano
Resultado de imagen de pienza-montepulciano italia
VOLTERRA
Una de las ciudades de La Toscana que no puedes dejar de ver por la calidad y conservación de sus edificaciones es  Volterra. Allí se encuentran elementos de todos los tiempos: etruscos, romanos, medievales, renacentistas. Es una bella ciudad histórica situada sobre una colina y rodeada de una muy bien conservada muralla.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030318.JPGC:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030323.JPG    
Además de las cuidadas murallas es imprescindible realizar un paseo por el centro histórico y perderse por sus callejuelas, donde palacios y torres se alternan dando fe de los más 2.000 años de historia
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030282.JPG          C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030313.JPG
Los orígenes de la ciudad se remontan al siglo VII AC. Volterra, en el siglo III AC se convirtió en una importante capital Etrusca, llegando a alcanzar una población de 25.000 habitantes.
Museo Etrusco Guarnacci
Importante acercarse al Museo Etrusco Guarnacci, uno de los más antiguos de Europa (1761), que se debe al patrimonio arqueológico que el noble Abad Mario Guarnacci había recogido a lo largo de muchos años de investigación y adquisición, y que finalmente legó a la ciudad.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030330.JPG  C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030346.JPG
Grande es la colección del museo; durante el recorrido podemos obtener una imagen de los enterramientos de la época, urnas funerarias en las que se distinguen dos partes esenciales: “la caja”, que sirve de contenedor real de las cenizas, y “las cubiertas”, que indudablemente fueron evolucionando, y que, finalmente, sirvieron para exhibir esculturas de los muertos tumbados en las tarimas preparadas para los banquetes que se celebraban en aquella época en Etruria.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161026_124136.jpg           C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030340.JPG
Otro monumento-símbolo del Museo sobre Etruria, la votiva de estilo juvenil conocido como “la sombra de la noche”.  Una escultura singular de estilo muy contemporáneo, y que parece ser que evoca la sombra proyectada en el suelo por la figura humana a la luz de la puesta del sol, y que tiene similitudes con esculturas contemporáneas. Su "modernidad", y sus proporciones perfectas hacen de esta una de las obras maestras de la escultura de bronce etruscas.
Su colección de jarrones y vasijas son también una joya que admirar.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030339.JPG   C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030350.JPG

De capital etrusca pasó a ser ciudad romana. Como sucedió en muchas ciudades etruscas la posterior dominación romana continuó con el desarrollo urbanístico. En Volterra es muy significativo con la presencia de un teatro romano del siglo I a.C. y todavía conserva restos de las termas adyacentes.
Para el “auditorio” o espacio para los espectadores, se aprovechó la pendiente natural de la colina y se dice que podría almacenar alrededor de 1800/2000 espectadores
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161026_111738.jpg
La Catedral de Volterra, dedicada a la Asunción de María, fue construida alrededor de 1120, y en el siglo XIII Nicola Pisano añadió la fachada románica.
El interior de la catedral, a pesar de las modificaciones realizadas a raíz del Concilio de Trento, todavía conserva la cruz latina románica. Con una nave central y dos naves laterales, que con el artesonado dorado ricamente decorado, toda la serie de altares y capillas, y el precioso rosetón embellecen la iglesia.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030290.JPG
De la iglesia, después de observar el elegante interior, decorado con columnas de mármol y frescos medievales, podemos destacar la “Capilla de la Deposición”, magnífico grupo de figuras de madera policromada que representa el descendimiento de Cristo de la cruz. La obra, realizada en 1228, nos cuentan que fue realizada por un artista desconocido de la ciudad de Volterra.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030305.JPG
Frente al Duomo, como se acostumbra en muchas iglesias italianas, se alza “el battisterio” o capilla bautismal. El Battisterio de San Giovanni Battista, que es un magnífico edificio octogonal del siglo XIII decorado externamente con mármol policromado.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030291.JPG   C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\103_PANA\103_PANA\P1030297.JPG
La Piazza dei Priori
La plaza principal de Volterra es uno de los espacios más impresionantes de La Toscana. En ella te sientes sumergido en el corazón de una ciudad medieval donde se revive la actividad civil y religiosa del siglo XIII debido a lo cuidado del entorno.
El  Palazzo dei Priori, que da nombre a la plaza, se construyó en el siglo XIII y sigue desempeñando la función de ayuntamiento de Volterra; enfrente, mirando el Palazzo Pretorio con su alta torre del Porcellino, por la estatua de un cerdito que decora la torre, se puede observar la galería de tres arcos que forma la fachada de estas históricas, hoy residencias privadas.
C:\Users\Gonzalo\Desktop\Documentos\Fotografías\La Toscana\Móvil\20161026_110306.jpg
….. Pero todavía nos queda mucho camino y seguimos en dirección a San Gimignano.Revista NOVA DIMENSIÒ -VALENCIA-ESPAÑA.